jueves, 30 de agosto de 2007

La dulce espera

Estamos de cuenta atrás, y disfrutándola... Regresan los recuerdos propios a la vez que compartimos la expectación y la ilusión de aquellos otros a quienes les cambiará la vida. Hoy he disfrutado de una buena tarde de charla, paseo y cena. Mi primer ciabatta (o chapata) ha ido a manos de An&Pe. No es un presente usual pero me pareció un buen detalle para hacerles más llevadera la dulce espera. Ánimo, ya queda menos...

Para este primer ciabatta he usado medio paquete azul de Lidl, marca Landgut, añadiéndole 360 ml de agua tibia y una cucharada de aceite. La premezcla incluye 88% de harina de trigo y 6% de sémola de trigo. Por fin he podido utilizar el programa 1, para pan blanco, que dura 3 horas, y he seleccionado corteza dura para que el pan resultara más crujiente y se conservara mejor.

El resultado del pan 010 es satisfactorio. En general tenía buen aspecto, la cara superior presentaba el aspecto claro característico del ciabatta, aunque los laterales estaban bastante más tostados. El aroma era espectacular, y persistía dos horas después. A nivel gustativo sólo pude probar la pizquita que quedó enganchada a la pala de amasar, pero me pareció muy sabroso.
Habrá que hacerlo nuevamente para disfrutarlo plenamente en casa...