miércoles, 29 de agosto de 2007

Adiós con el corazón...

Tras un par de días de benditas vacaciones, ayer puse de nuevo en marcha la panificadora para hacer el pan 009. Era el último paquete que me quedaba de Lidl, el de color granate, marca Landgut, tipo integral de trigo y centeno (Vollkornbrot). Contiene 68% de harina integral de trigo y 24% de harina integral de centeno así como trazas de harina de malta. 309 Kcal/100 gramos. Usando el programa 3 y seleccionando corteza dura, sale estupendamente.

En realidad preparé dos iguales, uno que probamos ayer mismo con una ensalada de tomates de huerta y un excelente aceite virgen de Mallorca. El otro ha volado lejos lejos hace unas horas, para disfrute de Ma&Ma. Con el pan se nos han ido Fe&En, con los que hemos compartido una excelente semana, de pan y otras cosas ricas, de muchas risas y buenos paseos. Al despedirles, hemos sentido una pena honda, hasta se nos ha escapado alguna lagrimilla. Les echaremos de menos, ¡los cinco (jejeje)!.

De vuelta del aeropuerto, he parado en Lidl para comprar harina de pan ciabatta, que yo ni sabía que existía hasta que encontré alguna referencia en la red. A ver qué tal sale... por lo menos ya tengo una excusa para probar otro programa de la máquina. Bien!!

Por cierto, la otra mitad del 008 se la llevó mi hermana. Con este recuento creo que por el momento ya he compartido mi afición con dos docenas de personas. Es una de las mayores excusas y alegrías de este divertimento estival.