jueves, 9 de agosto de 2007

El experimento 001

Manos a la .... masa, decía. Y era literalmente. Porque he vertido la harina, la levadura y el agua tibia en el molde de la panificadora y luego me he dado cuenta que me había olvidado de poner la hélice amasadora, así que he tenido que meter la mano en la masa para añadirla. Primera conclusión del experimento: además de recordar poner la hélice, usar agua tibia, no agua caliente (creo que me he pasado calentándola jejeje).

Tipo de pan: He usado uno de los paquetes de Müller que me pasó Maribel. Concretamente, Vital Brot de Backmax (Weizenmischbrot - Backmischung mit Trockenhefe) , 500 gramos, que viene en una caja de cartón amarilla, e incluye un sobre de levadura. Las instrucciones no son para panificadora sino para horno, y sólo saco en claro que debo añadirle 340 ml.
Preparación: programa 3 (integral), 680 gr, corteza dura. A medio proceso añado semillas de amapola (no hubiera sido necesario).

Resultado: Es un pan integral, con semillas. Yo no estaba en casa cuando acabó de hacerse y me he perdido el momento de sacarlo del molde y ese olor de pan recién hecho. Lo llevamos a una cena, a casa de Ma&Sa. Apenas lo probamos porque el menú no lo requiere, pero nos parece un pan estupendo, sabroso, repleto de semillas, compacto. Lástima que no le hicimos una foto...

El resto del pan se queda allí y yo me quedo con ganas de hacer otro. Mañana más. Prometido.