lunes, 1 de septiembre de 2008

La segunda primera focaccia


Anoche cenamos focaccia de tomate, aceitunas negras, orégano fresco y anchoas. Seguí la receta de Juguem a cuinetes. No estuvo nada mal para ser la primera (debo descontar el intento del día 16 porque eso ni se le parecía). Lástima que la saqué del horno cuando ya había anochecido y las fotos salieron muy oscuras.

Ingredientes: 500 grs harina (yo utilicé escanda pero puede ser de trigo), 20 gr levadura, sal, aceite oliva, vinagre balsámico, agua, tomates, aceitunas negras sin hueso, anchoas, orégano fresco.

Elaboración: Verter agua algo fría, poco a poco, a 250 gr de harina, hasta conseguir una consistencia cremosa y sin grumos. Añadirle 2o gr de levadura, una pizca de sal, aceite y vinagre balsámico, y añadir otros 250 gramos de harina. Mezclarlo todo y pasarlo al mármol de la cocina, donde amasar unos minutos. Pasarlo a la bandeja del horno -consejo: que esté bien engrasada- y darle consistencia de barra, alargada y plana, sobre la que añadir los complementos que se deseen (en mi caso: tomates del huerto, unas aceitunas negras aliñadas al estilo griego -que compré ya preparadas- y anchoas) y condimentar con abundante orégano del huerto y un buen chorrito de aceite virgen extra. Dejar reposar 30 minutos y meter en el horno, precalentado a 190º, otros 30 minutos. Podría haber quedado mejor si hubiera estado cinco minutos menos, así que aconsejo echarle un vistazo de vez en cuando.