sábado, 27 de septiembre de 2008

Querida Sally...

Casualmente hace unos seis años visité la localidad inglesa de Bath. Además de los espectaculares baños romanos, descubrí una de sus casas históricas, concretamente la considerada más antigua de la ciudad (1482): la Tea and Eating House of Sally Lunn. Esta semana he conocido la historia completa de esa casa. Allí una joven panadera francesa llamada Solange Luyon (o Sally Lunn) refugiada en Bath en 1680, abrió una panadería y creó el Sally Lunn Bun, brioche que con el tiempo alcanzó gran fama y notoriedad. Aparece mencionado en las Crónicas de Bath de 1772, era servido, tibio, en los desayunos públicos de los jardines de los Spring Gardens. En la Inglaterra Georgiana su forma redondeada, su pequeño tamaño y su dulzor lo hacían habitual acompañamiento del té; y todavía durante la Exhibición de Londres era muy popular.

En los últimos trescientos años la vivienda ha funcionado como restaurante y aún sigue sirviendo diariamente decenas de bollos Sally Lunn -que pueden degustarse tibios y recién hechos- pero además el sótano del edificio es hoy un pequeño museo que permite conocer la etapa romana y medieval de la casa, así como visitar la cocina, el horno y los utensilios que usó Sally Lunn y conocer de cerca el perfil de esta curiosa panadera.

En esta web explican detalladamente cómo elaborar este curioso Pan de Sally Lunn, de Bath:

Ingredientes: 1 bolsita de 7 g de levadura desecada. 1/4 de taza de agua templada. 1 cucharadita de azúcar. 3 huevos, a temperatura ambiente. 3/4 de taza de leche templada. 1/3 de taza de miel. 125 g de mantequilla, fundida. 1/2 cucharadita de sal. 4 tazas de harina de trigo común. 1 cucharada de azúcar, extra. 1 cucharada de leche, extra

Elaboración: Pinte un molde circular de 25 cm con mantequilla fundida o aceite y forre la base con papel de horno. Disuelva la levadura en agua templada y añada el azúcar; tape con plástico transparente y deje reposar en sitio templado 5 minutos o hasta que espume. Ponga los huevos, la leche, la miel, la mantequilla, la sal, 2 tazas de harina y la mezcla de levadura en el vaso grande de la batidora; bata a velocidad media durante 5 minutos. Fuera ya de la batidora, incorpore, revolviendo, mas harina de la sobrante hasta conseguir una preparación espesa. Cubra ligeramente con plástico transparente y deje reposar en sitio templado 1 -1 1/2 horas o hasta que haya subido del todo. Remuévala de nuevo.Con un cucharon, ponga la masa en el molde; aplane la superficie con las manos engrasadas. Tape y deje reposar 1 hora o hasta que la masa suba hasta el borde del molde. Precaliente el horno a 180ª C. Hornee durante 35-40 minutos o hasta que, al pinchar el centro con una aguja, esta salga limpia. Pinte la superficie con el azúcar extra y la leche mezcladas y reanude la cocción otros 5 minutos.

Presentación: Vuelquelo sobre una rejilla metálica y déjelo reposar 20 minutos. Sírvalo templado en rebanadas.Para servirlo al modo tradicional, espere a que el bollo se enfríe y córtelo en 3 pisos iguales. Tuéstelos, úntelos con mantequilla por ambos lados y póngalos uno encima de otro para recuperar la forma original del bollo; sírvalo en rebanadas.

Observaciones: Este pan ingles parecido a un bizcocho suele ofrecerse con el té de la tarde. Se conserva 5 días en un recipiente hermético y 1 mes en el congelador.

Por cierto que en la web -creo entender que es La Cocina de Ile- incluye un montón de recetas de panes dulces y de información sobre elaboración del pan.