domingo, 21 de septiembre de 2008

Desayuno con pepitas

Seguimos disfrutando de muffins dominicales. Ójala sólo se pudieran institucionalizar hábitos dulces y positivos como éste.