viernes, 19 de octubre de 2007

Ampliando horizontes

Viernes tarde en casa, he estado trabajando con el sonido de la panificadora de fondo. El pan de espelta se está acabando y hoy he optado por un paquete de pan multicereales Mehrkorn Brot, de Backmax, comprado en Müller. Contiene harina de trigo, de centeno y de maíz, malta de cebada y de trigo, copos de avena, semillas de lino, pepitas de girasol y algún que otro detalle más. Pan multicereales ya había preparado otro, de Lidl, y hoy podré comparar resultados.

He seleccionado tamaño pequeño, corteza media y programa básico (1) -no el integral (3)- pues tengo curiosidad por descubrir si sube menos, qué textura produce, si 2:53h son suficientes para los preparados de Müller.


Mientras lo estaba preparando, me he preguntado el porqué de no haber hecho todavía ningún pan dulce. La verdad es que no me crea tanta curiosidad, no le encuentro la necesidad pudiendo preparar bizcochos y tartas en el horno, pero quizás debería indagar las posibilidades de la panificadora, y me temo que cuando empiece sea un no parar... en búsqueda de inspiración he recalado en los blogs de Montse, me han gustado mucho L'artesà, centrado en panes, y Masses dolces, donde relata sus elaboraciones dulces, de entre las que me quedo con un atrayente pan dulce de albaricoques, almendras y chocolate.

Pero para empezar mi etapa dulce me estoy planteando preparar un pan dulce con pasas estilo Cerise. Introducir los ingredientes en el vaso de la panificadora en este orden: 300 ml de leche, 2 cucharas sopera de mantequilla, 2 huevos, 1,5 cucharita de sal, 1,5 cucharita de miel, 600 gr de harina blanca para reposteria, 1 sobre de levadura seca. Usar el programa 4 (pan dulce). Al sonar los bip, al cabo de unos diez minutos, añadir las pasas, previamente remojadas con agua.

Y seguramente continuaré probando ésta otra: un pan nochebueno, dulce típico granadino que encuentro en el club de la máquina del pan. Aunque la receta sea para hornear, intentaré adaptarla a la panificadora. Ahí van sus ingredientes: 1 taza y dos cucharadas soperas de agua caliente, 1 taza de aceite de oliva, 1 cucharada de café de sal, 1 1/4 cucharadas de café de azúcar, 3 1/4 tazas de harina blanca, 2 cucharadas de café de levadura -o un sobrecito- y nueces, pasas, sésamo y matalauva (anís). Se usa el programa de pan blanco (francés) rápido. Se incorporan las nueces en trocitos generosos (si no, las palas suelen dejarlas a trozos), las pasas y la matalauva cuando haya que hacerlo tras el primer amasado -algunas máquinas lo hacen automáticamente. Tras el proceso de amasado y subir la masa, se saca de la máquina y se hacen los bollos (podemos darle la forma que queramos). Se pinta la cubierta con yema de huevo y se añade por encima sésamo y azúcar para decorar. Se hornea durante media hora a 190 grados.

Siento que poco a poco voy ampliando mis horizontes. Seguiremos informando...

1 comentario:

Süßigkeit dijo...

Hola, ¿qué panificadora tienes?