lunes, 10 de septiembre de 2007

puro-estrés-punto-com

Que no cunda el pánico. La falta de actualización del blog se ha debido a la ausencia de novedades a destacar. En lugar de experimentar, dediqué la semana a preparar algunos panes ya probados anteriormente: el miércoles preparé un ciabatta, al que añadí algunas semillas de sésamo.

Y el viernes, aprovechando que tuvimos una cena en casa, preparé un pan con semillas de girasol, el Sonnenblumenbrot de Lidl (véase el 003) . En ambos casos, tengo poco que reseñar, salvo que salieron muy sabrosos y no quedan ya ni las migas.
Prometo poner en marcha de nuevo la panificadora hacia el fin de semana. Por el momento, debo esforzarme en superar el síndrome postvacacional y la vuelta a las rutinas varias.

Si necesitas aliviar tensiones como yo, quizás te apetezca sintonizar la radio y echarle un vistazo al paraíso. Aunque sea por un ratito, reduce el puro-estrés que provoca septiembre. ¡Ánimos!