sábado, 28 de febrero de 2009

Recuerdos de Portugal

Foto 1.- Detalle del mostrador de una Padaria (panadería) de Guimaraes-Portugal.

Foto 2.- Pão trigueiro o pão de água, de forma ovalada y apuntada, con miga suave, exquisito con queijos de la región.

Foto 3.- Frigideiras servidas en el local Frigideiras do Cantinho de Braga-Portugal. Se trata del comercio más antiguo de la ciudad, fundado en 1796 para la confección y venta de las afamadas Frigideiras de carne que todavía hoy sirven, siguiendo la antiquísima receta que se documenta en el siglo XVII. Bajo el local se conservan restos de la ciudad romana, visibles en el local mediante el suelo de cristal.

Foto 4.- Selección de pasteles procedentes de una Pastelaria Confeitaria (Pastelería Confitería) de Oporto, Portugal. Al frente, pasteles de coco; en el centro, los famosos pasteis de nata (crema) o pasteis de Belem portugueses; al fondo pasteles de zanahoria; a la derecha, pasteles de limón.

No sé si alguna vez probaste los pasteis de nata portugueses, yo te garantizo que soy riquísimos, especialmente los pasteis de Bélem (Lisboa), establecimiento fundado en 1837. Aquí te dejo una receta. Como yo todavía no la he probado a hacer, dejo otra versión (por si acaso apreciamos algún error o tenemos dudas podremos comparar):

Masa: 300 gr harina, 250 gr mantequilla (o margarina), sal, agua
Relleno: 5 dl de natas (crema de leche), 9 yemas de huevo, 9 cdas de azúcar.
Tiempo: preparación, 70 minutos. Cocción: 25 minutos
Preparación: Mezclar la harina y la sal diluida en agua, y trabajar la masa hasta estar ligada. Dividir la mantequilla en 3 porciones. Extender la masa, poner sobre ella una de las porciones de mantequilla y enrollar como un tapete. Repetir esta operación 2 veces más hasta acabar con la mantequilla. Dejar reposar 20 minutos. Cortar cada rollo de masa en tajadas de 2-4 cms de espesor. Colocar cada pedacito sobre un molde de bizcocho individual (redondos y de unos 5cm de diámetro)y con la ayuda de las yemas de los dedos, cubrirlo con la masa. Llevar al fuego en baño maría, las yemas batidas con el azúcar y las natas hasta que la mezcla se ponga más gruesa. Dejar enfriar y colocar una cucharadita de relleno en cada molde con masa. Llevar los moldes al horno a 180ºC, durante cerca de 25 minutos, hasta que los pasteles queden cocidos y tostados. Servir tibios, con azúcar glas y canela.

2 comentarios:

Froiliuba dijo...

que rico que rico que rico

Cuando estuve en Lisboa me encantaron los pasteles de Belem, gracias por la receta, creo que lo voy a intentar
bss

aprendizdepanadera dijo...

hola, joven de la perla (también éste es uno de mis cuadros favoritos, sabes?
oye si intentas hacer los pasteis de Bélem, cuéntame el resultado, vale?
yo todavía no he encontrado el tiempo para intentarlo, pero cuando lo haga colgaré aqui los resultados

saludos :-)
aprendizdepanadera