miércoles, 18 de febrero de 2009

El Museo del Pan

El primer Museo del Pan fermenta ya en pleno 'granero' cerealista de España (Público, 19 de enero de 2009)

El Museo del Pan que hoy ha abierto sus puertas en la localidad vallisoletana de Mayorga, el primero dedicado en España a este producto, surge con la intención de convertirse en un foco de atracción de turistas al corazón de la meseta, considerada como la despensa cerealista de España.

El proyecto está cumpliendo con la "ilusión" que han puesto todos los que han creído en esta iniciativa, como el alcalde de la localidad, Carlos Magdaleno, quien confía en que, como si se tratase de la levadura que hace fermentar la masa, este museo sirva para hacer crecer las expectativas de futuro de la comarca de Mayorga.

En una conversación con Efe, el alcalde recuerda que esta zona está "históricamente vinculada al mundo del pan", tanto por la producción de cereal, como por la elaboración tradicional "pan blanco" de Valladolid, "el mejor que se ha hecho" en su opinión.

No se opone a los avances tecnológicos que permiten hornear barras, aunque a las pocas horas parezcan chicle, pero avisa: "La diferencia se nota en la mesa y para disfrutar de un lechazo castellano hay que comerlo con el pan de toda la vida".

La trascendencia del pan en la cultura, sociedad y economía de la provincia vallisoletana se verá reflejada en las diversas zonas habilitadas y distribuidas en 2.900 metros cuadrados que suman la antigua iglesia de San Juan y un anexo de nueva construcción con tres pisos de altura.

En las diversas estancias habilitadas, el visitante podrá observar medidas para el grano como fanegas, medios celemines y un cuarto, así como diversas partes de los tradicionales arados romanos, caso de los barzones o brazaderas que unían el timón con el yugo, una mancera o esteva que servía para empuñarlo e incluso una lanza o pértiga.

La antigua iglesia de San Juan, hoy secularizada y que consta de una nave central y dos laterales, ha sido habilitada como lugar de recepción para los visitantes y albergará también un taller dirigido al público infantil para el amasado, horneado y degustación del pan.

El edificio anexo consta de tres plantas donde, a través de paneles y piezas originales, se mostrará la historia, geografía y genética del cereal, sus distintas variedades, los tipos de pan que pueden cocerse a partir de ellos y una reproducción en madera de la maquinaria un molino.

Incluirá un breve apartado etnográfico con las piezas referidas y cedidas por la Asociación Aperos del Ayer y enseñará las clases de pan existentes en la provincia de Valladolid.

Los primeros en visitar hoy esta nueva instalación museística han sido unos viajeros cántabros y otros vallisoletanos, según ha explicado el alcalde de Mayorga, cuyos ciudadanos ya disfrutaron a finales del pasado año de unas jornadas de puertas abiertas para compartir la ilusión por este proyecto, acometido por la Diputación de Valladolid con una inversión de 2 millones de euros.

No sólo los primeros, sino todos los visitantes inaugurales han podido degustar hoy, recién hecho en el obrador del propio museo, el pan de variadas clases, como el lechuguino, el candeal y la torta de aceite.

Pero el pan es un producto de acompañamiento y la variada oferta gastronómica de esta comarca de Tierra de Campos ha cundido entre todos los que se han desplazado a esta localidad, ubicada a unos 70 kilómetros al norte de la capital vallisoletana.

La otra actividad con la que ha celebrado la apertura del nuevo recinto cultural consiste en una exposición de la serie que el artista y reportero gráfico Eduardo Margareto ha dedicado a la Tierra de Campos, una retrospectiva de pueblos, gentes y paisajes en blanco y negro que podrá contemplarse hasta el 31 de marzo.