domingo, 25 de enero de 2009

Pan de naranja y plátano

Continuo explorando el libro "El pan hecho en casa" de Linda Doeser. Esta receta de la página 50 indica lo siguiente:

Verter en el molde de la panificadora, por este orden, el zumo de una naranja, 200 ml de agua templada, 2 plátanos maduros y machacados (o uno grande), 3 cucharadas de miel (como no tenía puse 3 cucharadas de mermelada de melocotón), 500 gr de harina de fuerza blanca, 1 +1/2 cucharadas de leche desnatada en polvo, 1 cucharadita de sal, 40 gr de mantequilla reblandecida y, haciendo un hueco en la harina, una cucharadita de levadura seca -yo deshice allí un cubilete de levadura fresca de panadería marca Levital, de 25 gr-. Seleccionar el programa básico (1) y corteza media.

Cuando faltaba una hora para que estuviera listo -en el momento que iba a empezar el ciclo de horneado- se puede pintar la parte superior con leche, para glasearlo. En lugar de hacer eso decidí añadirle algunas pasas, pensando que le darían un toque decorativo. Pero como podeis ver, el peso de estas pasas fue creando un hueco en el centro del pan, donde acabaron la mayor parte de ellas. Quizás debía haber esperado unos minutos más, hasta que la corteza del pan fuera un poco más consistente.

Aún así, el resultado es sorprendente. Lo hemos desayunado tostado, sin añadirle nada, y estaba delicioso.