miércoles, 8 de agosto de 2012

Cinco años

¡Qué pasada, hoy se cumplen cinco años de blog!

Cinco años aprendiendo a hacer pan y dulces, cinco años compartiendo recetas y pequeños placeres, cinco reflexionando sobre lecciones aprendidas, encuentros y vivencias. Cinco años explorando, probando, escribiendo con ilusión, constancia y esperanza pero sin saber muy bien adonde me llevaba todo esto...

Quién me lo iba a decir, que una panificadora prestada me iba a cambiar tanto la vida, que la iba a endulzar y llenar de buenas migas, que le iba a poner ritmo y color a los días de verano y a los fines de semana de invierno, a los desayunos en familia y a las cenas con amigos, a los viajes gastronómicos e incluso al futuro profesional.

Al final será verdad que nada es casual en la vida y, a pesar de las curvas y los obstáculos, nuestro camino está trazado... sea lo que sea, yo ya no me resisto a seguir mi destino.

Un abrazo inmenso y un pedacito de este Framboisier es para vosotros, por acompañarme en el recorrido y mirarme siempre con buenos ojos.

Aprendiz de Panadera