domingo, 13 de mayo de 2012

Muffins Superstar

Todo lo que vivamente imaginamos, ardientemente deseamos, sinceramente creemos y emprendemos con entusiasmo, inevitablemente sucederá. (Paul J. Meyer)

Erase una vez que se era, una aprendiz de panadera mallorquina que descubrió un blog de fotos tan precioso que sólo acertó a decir: de mayor quiero hacer fotos tan bonitas como éstas.

Érase una vez que se era, que la periodista y fotógrafa que escribía ese blog en Canadá, se lo tomaba casi en serio. Poco a poco, foto a foto, fue aumentando en número de seguidores y se fue abriendo camino en el mundo de los flogs (blogs de fotografía), hasta el punto que se animó a abrir su propia escuela online de fotografia e impulsó que un grupo de amantes de la fotografía se propusiera dar la vuelta al mundo todos los meses.

Y érase una vez que se era, que la aprendiz de panadera fue viendo los avances de la fotógrafa canadiense, admirándola, deseando con todo el corazón encontrar el tiempo y la creatividad para hacer fotos tan bonitas y, porqué no, aunque parecía inalcanzable, con el tiempo poder formar parte de ese grupo.

Lo deseó en silencio, todos los días, durante años: al hojear libros de cocina, al visitar otros blogs gastronómicos, al asistir a clases de cocina, al ordenar las fotos a la vuelta de cada viaje, al intentar elegir una foto con personalidad entre todas las imágenes desenfocadas y torponas de los platos que preparaba,... hasta que un domingo cualquiera -de esos días en que una está en el lugar correcto a la hora precisa- se fijó que Jackie Rueda lanzaba Superstar, un nuevo curso de fotografía. Entonces, ese sueño de todo corazón, ese deseo de tarta de cumpleaños, se hizo realidad... aprendiz de panadera consiguió una de las pocas plazas disponibles, entre las más de ochocientas solicitudes que Jackie recibió aquel día!!!!

Y érase una vez que se era, un final que se volvió un principio...

Superstar está destinado a artesanos, artistas y foodbloggers - según Jackie, personas creativas, imaginativas y emprendedoras... ahiesná!!- que desean 'mostrar al mundo' sus creaciones culinarias, artesanales, manuales mediante fotografías comunicativas e inspiradoras y que quieren (re)crear cautivadoras escenas domésticas, en una mesa o un rincón de la casa, con una atmósfera evocadora y sugerente. Durante el curso estamos repasando los fundamentos técnicos de la cámara y la fotografía -lo cual me viene de perlas porque yo no tenía conocimientos de fotografía y todas las fotos de este blog se han hecho con una cámara automática)- pero también, y sobretodo, Jackie nos va dando grandes consejos para que nuestras creaciones luzcan más atractivas, luminosas y cálidas. Espero que poco a poco vayais notando mis mejoras en este área, ya me direis qué opinais...

Para poder realizar los ejercicios que Jackie nos va sugiriendo, día sí y día tambien, me toca encender el horno y preparar panes, galletas, magdalenas y otros 'sujetos' a fotografiar. Así no hay quien empiece una dieta, dios mio, me temo que este verano no hará falta que use flotador jjjj

Entre las cosas que he horneado este fin de semana, le dedico a Jackie Superstar estos sencillos pero sabrosos muffins que combinan dos de mis sabores favoritos: naranja y chocolate. Querida Jackie, espero que te gusten...

Muffins de naranja y chocolate (TMX)

Ingredientes:
4 huevos
200 gr de azúcar
200 gr de aceite de girasol
Ralladura de una naranja
220 gr de harina de repostería
1 sobre de levadura
Una pizca de sal
50 gr de chocolate de cobertura en gotas

Elaboración:
Poner en el vaso la harina y la sal y programar 1 minuto, velocidad 1, y retirar.
Agregar al vaso los huevos, la levadura, el azúcar y el aceite, y programar 3 minutos, 37º, velocidad 4.
Repetir el paso, esta vez sin temperatura: 3 minutos, velocidad 4.
Agregar la harina tamizada con la sal, la ralladura de naranja y gotas de chocolate. Programar 15 segundos, velocidad 10.
Retirar a un bol, taparlo con papel film y dejar reposar una hora en la nevera
Distribuir entre las cápsulas y agregar 3-4 gotas de chocolate para decorar cada magdalena.
Hornear a 210º durante 16 minutos. Dejar enfriar sobre una rejilla.

Nota: podemos sustituir la ralladura de naranja por ralladura de limón, o una cucharada de canela, y las pepitas de chocolate por pasas, arándanos, frutos secos, frutas desecadas o trocitos de fruta fresca