sábado, 17 de noviembre de 2007

no debería trabajar hoy, no debería trabajar hoy, no debería trabajar hoy, no...

Hoy no debería estar trabajando, me digo a cada rato, pero aquí estoy. Y es que a veces no queda más remedio, cuando mi lista de tareas pendientes es tan extensa que es capaz de quitarme el sueño, creo que es mejor levantarme y ponerme manos a la obra, aunque sea sábado a primera hora y me corresponda un día de descanso y en familia. En el fondo no es el primer año que me pasa, tener que trabajar un día como hoy. Pero hacía mucho que no me pasaba en sábado. C'est la vie...


Intento quitarle hierro a la situación desayunando tranquilamente, conversando con calma con todo el que me llama, escuchando algo de música, comiendo en familia, preparando un pan y actualizando el blog. Sí, sí, a pesar de todo ello, llevo el día entero trabajando, adelantando cuestiones, resolviendo temas pendientes.


El pan de hoy es un Kürbiskern Brot (de semillas de calabaza) de Backmax, y lo compré en Müller. Lleva 62% de harina de trigo, 7,5% de harina de centeno y semillas de girasol, de calabaza y de lino. Lo he preparado seleccionando el programa 3 (integral) y la corteza dura.


Desde mi último post únicamente he preparado un par de panes ciabbata con un paquete azul de Lidl, que ya había probado en más de una ocasión. He decidido que, salvo incidencias, no hablaré de tipos de pan que ya haya experimentado.


PD: En los últimos tres días han bajado las temperaturas diez grados, ha nevado en la Sierra y por fin nos hemos puesto los abrigos. La foto que ilustra el post la he tomado prestada de Flickr. Gracias ;-)