domingo, 18 de noviembre de 2012

La cocina del amor

En vez de pensar en cómo conseguir amor, empieza a ofrecerlo. Si das recibes. No existe otra forma (Osho)


Ayer fue mi cumpleaños!!! Y fue un día alucinante, pasé unas horas inolvidables llenas de detalles y mensajes de afecto procedentes de mil rincones, viví inesperados encuentros y se sucedieron momentos bien divertidos que culminaron en una fiesta sorpresa -en mi propia casa, y no tenia ni la más remota idea, os lo prometo!- que recordaré siempre.

Ha sido uno de esos aniversarios que marcan un cambio de etapa, que sirven de broche final y despedida de esa parte de mi que ya no seré, y da la bienvenida a la mujer madura que aspiro a ser. Y es que a partir de hoy entro en el grupo de las cuarentañeras estupendas y no lo puedo hacer de mejor humor: me siento esperanzada, expectante, abierta a la vida, más niña que nunca, con actitud exploradora y vital, un poco más valiente y con ilusión por avanzar hacia aquello que me apetece ser y hacer de aquí en adelante. Si los próximos cuarenta son tan dinámicos y sabrosos como los que he pasado, wow cuántas cosas voy a aprender y me tocará vivir.

Durante todo el día pude sentir bien cerca, bien adentro, el amor y la ilusión de mi familia y amigos, y ese es para mí el mayor de los regalos. Pero además, durante la fiesta me regalaron este libro, que contiene veinte recetas de amor (y una receta muy apasionada mmm) escritas por ellos, y que sin duda son la mejor hoja de ruta para seguir caminando, con paso más firme, con el alma libre y el corazón alegre, otros cuarenta años.

Gracias, amigos del alma, por este regalo tan precioso de cumpleaños! Voy a guardar vuestras palabras, y vuestras recetas, como un tesoro. Deseo que por muchos años podamos compartir los pequeños placeres de la buena mesa y de la buena vida! Y gracias x ser como sois, por estar en mi vida, por ofrecerme vuestra amistad.

Mi deseo para este año -el que soplé anoche con mi tarta de cumpleaños-, fue éste: que la vida me permita sentirme conectada a las personas que me importan, seguir construyendo amistades auténticas y conscientes, mantener una comunicación fluida, poder compartir con ellos nuestras alegrías y penas, disfrutar juntos de los pequeños placeres de la vida y demostrarnos afecto y amor incondicional.

Este deseo, y esta canción, son para vosotros!!!!



Postdata: Estas fueron mis dos tartas de cumpleaños. Un bizcocho de chocolate negro con crujiente de caramelo y cremoso de naranja, y un biscuit de avellanas con cremoso y coulis de albaricoque y mousse de vainilla con almendra.