viernes, 26 de marzo de 2010

Panecillos con bayas de goyi

Ayer preparé mi habitual masa de los cinco minutos (un kilo de harina blanca de la marca inglesa Hovis, 600 ml de agua, 2 paquetes de levadura fresca y dos cucharaditas de sal). Tras el proceso de reposo y levado, que duró 3 horas, horneé con ella panecillos blancos para la cena, una barra de pan con nueces para el almuerzo, y un par de panecillos con bayas de goji para tomar en el desayuno. Y aún me quedó masa para la pizza que tomaremos esta noche.

No sé si ya conoceis estas bayas de goji, pero están bastante de moda últimamente estos frutos de un arbusto espinoso, el Lycium barbarum, de hojas alargadas, enteras y algo gruesas, que llega a alcanzar los cinco metros de altura. Parece que es un arbusto muy resistente, que tolera variaciones de temperatura desde los -27º a los 39º. Sus flores son de color rosado o violeta, de cáliz acampanado y corona de cinco lóbulos. Los frutos son bayas carnosas de color rojo intenso, sabor dulce aunque con cierto regusto amargo, del tamaño de una uva pasa (y gusto similar, aunque no tan dulce) y de forma ovoide. En el sureste de España, zonas montañosas de Almeria, Murcia y Alicante crece una variedad de esta planta llamada popularmente cambrón (Lycium europaeum L.; Lycium intricatum Boiss.) que es utilizada como borde o frontera entre terrenos y como protección por sus agudos pinchos y enzarzadas ramas.

Conocidas y consumidas en Oriente desde hace milenios, se han popularizado recientemente en Europa y aunque se comercializan como bayas del Tibet o del Himalaya, y se dice que son criadas a 4000 metros de altura y recolectadas a mano, algunas fuentes matizan que buena parte de la producción consumida en España procede de China, y en pocos casos se garantiza que proceda de cultivos ecológicos. Puede saber más sobre ellas aquí.

La bayas de goji (pronunciado goyi) son conocidas como "la Baya Feliz", ya su riqueza en nutrientes les confiere extraordinarias propiedades terapéuticas y parece que contribuyen a obtener una actitud más alegre y positiva ante la vida. Poseen 18 aminoácidos, incluyendo los ocho animoácidos esenciales, minerales -son ricas en Calcio (Ca), Fósforo (P) y Potasio (K)-, 21 oligoelementos -además de los citados Ca, P y K) contiene Magnesio, Zinc, Hierro, Cobre, Níquel, Cromo, Magnesio, Cobalto, Selenio, Cadmio y Germanio-, antioxidantes Carotenoides (Betacarotenos, Ceaxantina, etc); Vitaminas A, B1, B2, B6 , C y E; Beta-Sitosterol es un agente antiinflamatorio que ayuda a bajar el nivel de colesterol y se ha usado para trata la impotencia, y ácidos grasos esenciales Omega 3 y Omega 6; Biotina -sustancia es usada por el Hígado para producir Colina que ayuda en procesos de desintoxicación de hígado- y solavetivona (agente antibacteriano y antifungico). Por todo ello, su consumo habitual contribuye a los siguientes beneficios para la salud (Fuente: Wikipedia):

  • Alarga la vida protegiendo al cuerpo del envejecimiento prematuro.
  • Nos hace sentirnos más jóvenes y alegres.
  • Incrementa la energía y la fuerza.
  • Fortalece el corazón y ayuda a la mejora de la circulación de la sangre.
  • Ayuda a mantener la presión sanguínea en parámetros saludables.
  • Reduce el colesterol y evita su depósito en los vasos sanguíneos.
  • Supone una ayuda inestimable para prevenir el cáncer.
  • Ayuda a normalizar los niveles de azúcar en sangre.
  • Mejora la salud ocular y la visión.
  • Mejora la resistencia a las enfermedades.
  • Mejora la respuesta inmune.
  • Restaura y repara el ADN.
  • Combate la inflamación y la artritis.
  • Ayuda a perder peso.
  • Ayuda a desintoxicar el organismo.
  • Alivia el insomnio y mejora la calidad del sueño.
  • Mejora la respuesta sexual y la fertilidad de ambos sexos.
  • Alivia los dolores de cabeza y los mareos.
  • Ayuda en el embarazo y la menopausia.
  • Protege el hígado.
  • Fortalece músculos y huesos.
  • Ayuda a mantener una buena función renal.
  • Ayuda a mejorar la memoria.
  • Alivia la tos seca crónica.
  • Reduce la ansiedad y el estrés.
  • Mejora la digestión.
Por la lejanía de la zona de producción difícilmente podremos consumirlas frescas, siendo habitualmente comercializadas como fruta desecada y envasada, o en forma de zumo de bayas de goji, un líquido dulce, fuerte y picante. Los frutos pueden consumirse directamente -como aperitivo, postre, tentempié- acompañar algunos platos fríos, principalmente ensaladas, macedonias, yogur, o cocinarse en platos de verduras, arroz y carne. Como ocurre con las pasas, al calentarse o entrar en contacto con líquido se expanden y están más ricas que directamente de la bolsa, de hecho si se quieren comer solas, se recomienda dejarlas unos cinco minutos en un bol para que humedezcan ligeramente. Una forma sencilla de introducir la cantidad recomendada (entre 5 y 10 gramos, unas 20 y 40 bayas al día) en la dieta diaria es relacionarlas con el desayuno, pues se pueden consumir solas, en el bol de cereales, en el pan de las tostadas, o incluso en bizcochos y muffins.

Yo utilicé bayas de una bolsa con el sello Tibet Authentic, del Colegio Médico Tibetano, compradas en un herbolario. Este paquete incluye 250 gramos y tiene un precio aproximado de 15 euros (sí, a 60 €/kilo) lo cual es bastante caro pero teniendo en cuenta que cada paquete te dura 50 días y por tanto la ración de vitaminas te sale a 30 céntimos diarios, no me parece tanto.

10 comentarios:

angeles dijo...

la verdad es que parece muy facil, yo nunca lo he prevado, esta masa de cinco minutos pero creo que viendode me voy a animar un saludo

Curra dijo...

Lo de la masa genial.
Las bayas ayer precisamente las compró mi maridito y mira tú por donde hoy pones este excelente post.
Buen fin de semana

aprendizdepanadera dijo...

hola Ángeles, anímate a probar la masa de los cinco minutos, está bien para cuando no tienes mucho tiempo libre pero sí ganas de comer buen pan

Curra, lo que es genial es leerte de nuevo por aquí, veo que eres lectora fiel, me alegra mucho :-)
las tostadas con bayas goji están riquísimas como desayuno, y pronto haré pruebas con magdalenas. Si se te ocurren otras aplicaciones me cuentas, por aquí (Mallorca) usamos pasas en muchos platos regionales y pienso hacer pruebas cambiando pasas por bayas goyi.

Abrazos a ambas!
aprendizdepanadera

susina dijo...

Esta masa fue la primera que hice...y está rica rica!!! y como bien dices se hace en un pis pas!!!! en cuanto a las bayas goji, en casa las comemos hace bastante tiempo...están ricas y son, como apuntas, muy muy salidables...la mezcla pan y bayas es muy original!!!

pecesdigitales dijo...

Hola, Marga!

Encontré tu blog y también los que me recomendaste en el taller de pan en Cocinaria.

¿Ya has visto el foro del pan que ha montado Ibán?

Un saludo!

aprendizdepanadera dijo...

Hola! "peces digitales" qué tal??? me alegra leerte, qué tal quedó tu pan, el mío bien, gracias ;-)
Sí, ya estoy en el foro de Ibán y como te dije espero conocerle pronto, ya te contaré...

... ¿tienes alguna receta de pan que hagas habitualmente? yo hago mucho la masa de los cinco minutos...

hasta pronto!

La cocina de Babette dijo...

Hola Marga,

Qué interesante lo de poner Gojis al pan. ¿Sabes que se pueden cultivar en casa? Te paso este enlace que igual te divierte:

http://www.infojardin.com/foro/showpost.php?p=2807769&postcount=16

Un beso,

Bea

pecesdigitales dijo...

Pues el pan me quedó bastante bien: lo cocí en recipiente y me quedó de lujo. Pero estoy muy mal acostumbrado al pan de masa madre y la miga no me acababa de convencer.

La verdad es que estoy todavía en fase de experimentación e investigación buscando una receta fija. Hace un par de días hice una receta de bollos que no estaban nada mal... seguiré buscando.

Marci dijo...

Me ha gustado la idea de las bayas goji, creo que las he visto por El Olivar, pero no sabía exactamente que eran...
las pruebo , juntamente con tu receta de pan y te digo.
Un saludo

Gent jove pa tou dijo...

Quina recepta més original!!
Sens dubte, ho provarem.