jueves, 2 de enero de 2014

Nuevo año, nueva etapa

No hay ninguna necesidad de saber hacia dónde estás yendo. No hay ninguna necesidad de saber por qué estas yendo. Todo lo que necesitas saber es si vas disfrutando, porque cuando se va gozando, no se puede estar equivocado. (Osho)

Uno de mis propósitos para el nuevo año es retomar el blog.

El 2013 ha sido un año intenso, a nivel personal y profesional así que decidí aparcar el blog para centrarme en otros frentes abiertos. Pero ya vuelvo a tener tiempo y ganas de amasar, hornear, fotografiar y escribir sobre cocina. Y regreso con nuevas armas de tentación masiva, que podeis ver en la foto: un banetón, un rodillo para croissants, un molde con tapa (para hacer pan de molde) y una cuchilla de panadero.

Estas navidades he escuchado y leido lo mal año que ha sido el 2013 para los que me rodean. Sin duda la crisis sigue golpeando fuerte, pero sigo sintiendo que genera muchas oportunidades de cambio: nuevos hábitos, un estilo de vida más sostenible, crecimiento personal y cambio de rumbo profesional. Yo me siento afortunada. Ha sido un año intenso en vivencias y aprendizajes personales y profesionales. No todas estas experiencias han sido fáciles, algunas situaciones han sido inesperadamente dolorosas pero sin duda todas, dulces o agridulces, han valido la pena porque me han ayudado a entender mejor quien soy y sentir cuánto deseo alberga mi corazón.

En lo profesional, este año he completado el Diploma de Pastelería en Le Cordon Bleu Madrid y he aprobado nueve asignaturas de los estudios de Cocina y de Panadería (ya sólo me faltan seis meses para acabar!).

Además llevo medio año trabajando como pastelera, primero en el hotel de cinco estrellas Sant Regis Mardavall y ahora en la cadena Capuccino Grand Café. Con ambos trabajos he aprendido muchísimo, no sólo nuevas recetas y técnicas que diversifican mi repertorio, sino sobre todo la realidad de la profesión y el día a día en un obrador: gestión de proveedores y organización de stocks, necesidades de equipos y útiles de trabajo, organización de los recursos humanos, planificación de la producción, etc. Cada día es un reto!

A pesar de ir agregando conocimientos y horas de trabajo, me sigo considerando aprendiz de panadera porque soy una recién llegada a esta profesión y desconozco mucho más de lo que sé. Queda mucho camino por recorrer, pero estoy contenta del tramo que llevo recorrido y el punto en el que estoy. Como la cita que inicia este texto, no sé adonde voy, no sé porqué voy, pero lo estoy disfrutando.

El primer pan de esta nueva etapa, y del nuevo año, lo hemos tomado durante la cena y estaba estupendo, es de corteza crujiente y miga intensa... mmm


Pan de centeno, xeixa y avena

200 gr de harina de centeno
200 gr de harina de trigo xeixa integral 30% del proyecto Es Puig d'Alanar (Manacor)
200 gr de harina de trigo variedad garronçona semi integral ecológica de la finca Son Ramon Vell (Manacor)
150 gr de harina de avena ecológica
25 gr de levadura fresca
10 gr de sal
15 gr de aceite de oliva



Entibiar el agua y agregar la levadura. Mezclar bien
Agregar las harinas, la sal y el aceite y mezclar bien.
Amasar y dejar reposar hasta que doble su volumen.
Bolear y dejar fermentar hasta que vuelva a doblar volumen.
Pasar a la bandeja y hornear a 200-210ºC durante una hora.
Retirar y dejar enfriar bien antes de cortar

3 comentarios:

Fernanda Medina dijo...

Hola! Llevo mucho tiempo leyéndote, y también me he imaginado muchas veces todo este tiempo de formación académica en la que has metido tanta ilusión. Me parece genial, de hecho me das un montón de envidia de la buena y creo que, como dice la cita, aunque no sepas exactamente dónde vas, como poco, estás dibujando una línea feliz. Así que, enhorabuena, y que la disfrutes tanto como nosotros leyéndote. Un beso, Fer

aprendizdepanadera dijo...

Muchas gracias Fernanda, por tus palabras. Siempre me ha parecido mágico pensar que alguien, alli fuera, pueda estar leyendo el blog, pero en esta ocasión, cuando hace tanto que no escribo, encontrarme con un comentario (el tuyo) me ha parecido muy emocionante, tanto como la primera vez. Un fuerte abrazo! aprendizdepanadera

connie sua dijo...

Hola, me encanta la receta, pero debo de confesarte que en este momento tu frase de Osho me cae muy per muy bien.
De esto se trata a parte de compartir recetas, de compartir pensamientos que a veces ni te imaginas cuando reconfortan a quien te visita. Un abrazo.